EXTRAJERO INDOCUMENTADO EN UN CASO DE COMPENSACION LABORAL DE PENSILVANIA.

Date: September 12, 2014
Tagged:

Típicamente, el estatuto de los trabajadores extranjeros indocumentados lesionados como un trabajador no impedirá que reciban beneficios por incapacidad bajo la ley de compensación de los trabajadores de Pensilvania. Sin embargo, en situaciones donde se establece que el trabajador lesionado es indocumentado y esta capacitado de realizar algún trabajo – y tiene la capacidad incluso en los trabajos más sedentarios, el empleador tiene derecho a suspender los beneficios de la pérdida de salarios por la causa de su estado indocumentado del trabajador lesionado. Basado en la presunción de que un extranjero indocumentado no puede trabajar en este país,
el fundamento de esta regla es que la pérdida de poder generar ingresos del trabajador lesionado es el resultado de su estado migratorio no documentado, no su lesión relacionada con el trabajo. El tribunal supremo de Pensilvania recientemente abordó la cuestión de como el empleador tiene que establecer el estado de extranjeros indocumentados como trabajador lesionado. En Cruz v. WCAB (Kennett Square especialidades), los hechos del caso indican que el reclamante (Cruz) presentó una petición de reclamación alegando que sufrió una lesión en la espalda baja. El empresario negó el reclamo. En una audiencia ante un juez de compensación de trabajadores, el reclamante declaró con respecto a su supuesta lesión. En su interrogatorio, el asesor para el empleador pregunto al demandante si él era un ciudadano naturalizado o si era un trabajador indocumentado.
El Reclamante se negó a responder a estas preguntas afirmando su privilegio contra la autoincriminación. Ambas partes presentaron testimonios médicos que coincidieron en que el reclamante estaba capacitado de realizar algún nivel de empleo y no estaba totalmente incapacitado. Al emitir su decisión sobre la demanda, el juez concedió la petición del reclamo encontrando que el demandante esta parcialmente discapacitado cuando sufrió una lesión en la espalda baja. El juez ordenó al empleador a pagar razonables y necesarios gastos médicos del reclamante relativos a las lesiones relacionadas con el trabajo. Sin embargo, el juez suspendió los beneficios del reclamante de la pérdida del salario a partir de la fecha de la lesión basado en el hallazgo de que el reclamante era un trabajador extranjero indocumentado. El juez señaló que él dibujó una inferencia adversa ante la denegación del reclamante por no responder a las preguntas del empleador con respecto a su estado migratorio.
El Demandante apeló. Los Tribunales del Estado han enmarcando el caso de la siguiente manera: determinación del juez que el reclamante era un extranjero indocumentado fue basado solamente en la inferencia adversa que dibujó el juez de la denegación del reclamante para responder a preguntas del empleador con respecto a su estado migratorio, es esta inferencia adversa, sola, y suficiente para apoyar el hallazgo de que debería de suspenderse el derecho del reclamante por la perdida de salario y sus beneficios basados en su condición de extranjeros indocumentado. El Tribunal del Estado señaló que una inferencia adversa no puede servir de evidencia sustancial para apoyar una constatación de hecho porque una inferencia adversa no constituye evidencia. Así El tribunal determinó que mientras el juez no necesariamente incurrió en la elaboración de una inferencia adversa de la denegación del reclamante a declarar con respecto a la inmigración. El juez incurrió en error al confiar únicamente en esa inferencia adversa en la búsqueda de que el reclamante era un extranjero indocumentado.
El empresario presentó una apelación ante el Tribunal Supremo de Pensilvania. El Tribunal , al abordar la “inferencia adversa” elaborada por el juez de compensación para trabajadores (WCJ) de Cruz afirmando su derecho a la quinta enmienda contra la autoincriminación en respuesta al interrogatorio del abogado de su empleador. El Tribunal dictaminó que la invocación de Cruz de la quinta enmienda no, por sí mismo, constituía evidencia sustancial para apoyar la suspensión de beneficios. La Invocación del reclamante al derecho de la quinta enmienda contra la autoincriminación no relevó al empleador de su carga para presentar evidencia probatoria e independiente con respecto a la condición de la ciudadanía del reclamante
y su elegibilidad de empleo correspondiente. Puesto que el empleador no presentó ninguna otra evidencia en el expediente sobre el estado migratorio y su elegibilidad de empleo del reclamante, cualquier inferencia extraída de afirmación del derecho del reclamante de ampararse con la quinta enmienda en respuesta a preguntas sobre este tema fue encontrado ser “demasiado especulativos” y la decisión de El Tribunal del Estado negando la solicitud de suspensión del empleador ha sido afirmado.
Descargo de responsabilidad: El presente artículo es únicamente con fines instructivos y cada caso es un hecho sensible. La Consulta con un abogado debe obtenerse en lugar de confiar en los temas legales en esta columna.
Si usted ha sufrido una lesión en el trabajo y tiene preguntas acerca de su reclamo, contactese conmigo a tcummings@dlplaw.com o llame al (570) 347-1011 para una consulta gratuita.

Tom Cummings
Thomas P. Cummings has been a Partner with Dougherty Leventhal & Price, LLP since 1996 and has been with the firm since 1991. He focuses his practice on workers’ compensation, Social Security Disability and personal injury cases.