Las pautas del Centro de Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) sobre el COVID-19 están cambiando en los hogares de ancianos: ¿Está en riesgo su ser querido? ¡DLP le ayudará!

Date: November 2, 2022

COVID-19 ha sido uno de los momentos más perjudiciales en la atención médica, especialmente en hogares de ancianos. Los ancianos pueden ser más vulnerables al virus debido a sistemas inmunes más débiles, así como la posibilidad de condiciones subyacentes. En las primeras etapas del coronavirus, el Centro de Control de Enfermedades (CDC) dispuso el mandato de uso de mascarillas en hogares de ancianos para proteger a los pacientes del contagio. Recientemente, las tasas de infección en hogares de ancianos se han desacelerado, por lo que la nueva guía del Centro de Control de Enfermedades (CDC) indica que: “Ahora, el uso de mascarillas sigue siendo recomendable durante un brote entre pacientes o cuando se atiende a pacientes que están severo o moderadamente inmunocomprometidos “. Aunque algunas restricciones se soltaron un poco, otras fueron reforzadas. Según CBS News, “alrededor del 73% de los condados de los Estados Unidos aún están en la categoría de “alto riesgo”. Esta estadística está más allá de lo suficientemente alta como para presentar preocupación por las familias y amigos que tienen seres queridos que residencias en hogares de ancianos.

Algunos cambios en favor de proteger a los residentes dentro de los hogares de ancianos incluyen el cambio en la prueba de orientación. En el pasado, las personas que anteriormente estaban infectadas por el COVID-19 no necesitaban volver a realizar pruebas para detectar el virus si estuvieron expuestos dentro de los 90 días de ese contagio anterior. Ahora, las pautas del Centro de Control de Enfermedades (CDC) establece que “las pruebas deben considerarse para aquellos que se hayan recuperado antes de los 31 a 90 días”. Con avances en cuanto al conocimiento del virus y las múltiples variantes, hay evidencia que demuestra que las personas pueden volverse a infectar varias veces dentro de un período de tres meses. Especialmente en un entorno de hogar de ancianos donde los residentes pueden estar enfermos o en alto riesgo, el Centro de Control de Enfermedades (CDC) está haciendo esfuerzos para volver a proteger estos residentes. ¿Está su ser querido viviendo en un hogar de ancianos? ¿Están en alto riesgo de ser contagiados?

DLP quiere luchar por esta protección para sus seres queridos. Nuestra firma de abogados apoyará a sus seres queridos que pueden ser víctimas de abuso o negligencia en hogares de ancianos y obtener justicia para ellos. Recuerde… ¿Lesionado? ¡Llame a DLP! (570) C-A-L-L-D-L-P.

Brian Price
Brian has been practicing law in Northeastern Pennsylvania for the past 25 years. In 2000 he became partner in Dougherty Leventhal & Price, L.L.P. He is Board Certified in Trial Advocacy, named a Super Lawyer and sits on the Board of Governors in Philadelphia.